Quiénes somos ?

No podemos quedarnos sin decir nada. No podemos quedarnos sin actuar. Hoy, el espíritu se rebela contra el destino que se le prometió al hombre. Nosotros, ciudadanos de Europa y ciudadanos del mundo asociados en la misma comunidad de destinos, no aceptamos que la humanidad se dirija, sin reaccionar, hacia el caos climático.

El Pacto Finanza – Clima tiene como objetivo contribuir a un salto colectivo en la lucha contra el cambio climático. Queremos hacer todo lo posible para que, antes de 2020, Europa haya ratificado un pacto finanza – clima que ponga la finanza al servicio de la lucha contra el cambio climático, en Europa y en los países del Sur. ¡Solo nos queda 3 años para actuar! Es por eso que, en la diversidad de nuestros antecedentes y nuestras generaciones, nos estamos uniendo hoy para actuar dentro del Colectivo Climax 2020.
Queremos actuar juntos para que 2018 sea el año de un comienzo colectivo y que, en 2019, se adopte el proyecto de Pacto hecho público el 7 de diciembre de 2017: adoptado en 2019 para su aplicación desde el comienzo de 2020.
Nuestro colectivo reúne mujeres y hombres políticos, jefes de empresas, intelectuales y académicos comprometidos, líderes asociativos, y ciudadanas y ciudadanos convencidos de que la Unión Europea debe en la actualidad ofrecer una respuesta clara y ambiciosa al cambio climático.

El pacto Finanza – Clima se basa en un manifiesto dirigido a todos los europeos que consideran que la emergencia climática es tal que ya no es posible quedarse inactivos. En los orígenes de nuestra formación están los numerosos informes científicos muestreando la catástrofe inminente a los que la humanidad parece resignada a ir.

Creemos que es realmente hora de hacer sonar la alarma y participar en una verdadera movilización de la opinión pública sobre el tema. Con base en la creación monetaria del Banco Central Europeo, que desde abril de 2015 ha creado más de 2.300 mil millones de euros, queremos asegurarnos de que cada país de la Unión Europea pueda dedicar al menos el 2% de su PIB anual a la transición energética.

Europa nació con la Unión Acero – Carbón. Debe renacer con un Tratado Clima. En 1950-51, cuando Francia y Alemania surgieron de varias décadas de guerra, tomaron solo unos pocos meses negociar e implementar el primer Tratado europeo. De la misma manera, si somos suficientes para quererlo, podemos obtener poner el poder económico y financiero de nuestro continente al servicio de la salvaguardia del planeta.